English introduction

Einleitung auf deutsch

Bevezetés magyarul

 

claro, el estado, la democracia y el buen comportamiento

Pagina web de Amelie Lanier

Introducción

 

¡Bienvenid@! Aquí encuentras mis artículos, mis libros y narraciones de mis viajes.

Uno de mis temas preferidos es la historia del dinero, del crédito y los bancos – en breve, el capital financiero.
Así me ocupé con la historia económica de Austria en el siglo XIX. Ante todo la evolución del sistema de crédito, los bancos, la bolsa y los valores.

En los años 90 y en el comienzo del siglo 21 a much@s de mis conocid@s lo parecía una pasión extraña, un tipo de pasatiempo exótico.

Desde entonces todo el mundo globalizado se ve sumergido en una crisis económica sin precedentes, procedente del la esfera del crédito, que pone en duda la sostenibilidad de nuestro sistema financiero.
Porque con la expansión de los créditos al consumidor, con hipotecas, pagos al plazo y tarjetas de crédito se ha creído un amplio sector de negocio para los bancos que se ha contraído considerablemente desde el estallido de la crisis financiera en 2008.
Para los bancos eso ha sido un golpe muy duro, porque además de cobrar intereses usureros a los clientes, se habían construido derivados encima de las hipotecas, así creando un negocio plus de valores basados en el limitado poder adquisitivo de los asalariados que se desplomó por completo en 2008.
Se puso en duda el euro como moneda común y para salvarla el BCE desembolsa enormes cuantidades de euros para salvar los estados miembros de la bancarrota. Eso ha conducido a una absurda novedad en el mercado financiero: los tipos de interés cero o negativos.

Mientras varios principios de crédito tradicionales se esfumaron, otros permanecían. Uno de ellos es: las deudas se deben pagar. “Pagar” en el sentido de gestión de deuda, el pago de intereses. Los morosos se castigan: Si son particulares, paran en la calle. Si se trata de estados, se encuentran a la merced de un secuestro, como sucedió con Portugal y Grecia con la Troica.
Ya nadie habla de repagar deudas y así deshacerse de ellos. Ya hace mas que 30 años Ceauşescu cayó en desgracia y acabó fusilado porque llevó a cabo la liquidación de la deuda externa de Rumanía. Hoy, sin embargo, resultaría imposible solo intentar eso: las deudas públicas han crecido de una manera hiperbólica, haciendo imposible su repago.

Las monedas de hoy así se basan solamente en las deudas contraídas, y esas se han desvinculadas completamente de la producción, del comercio o de cualquier consumo actual de los ciudadanos.
Por eso el capital financiero está en busca constante de rendimientos y de “clientes eternos”, que siguen pagando intereses y así constituyen una fuente perenne de ingresos para los proveedores de crédito.
Esos, por supuesto, son los estados mas pudientes que a su vez avalan todos estas montañas de deudas porque son la base de su economía, y así, de su poder.

De esa manera los estados hoy en día se dividen en los que todavía tienen crédito y otros que dependen de los créditos que les conceden otros. Se ve una jerarquía del sistema de crédito que tiene el FMI como cumbre en un lado, pero el Nuevo Banco de Desarrollo de Schanghái como competidor, encargándose de las necesidades de muchos estados inferiores en dicha jerarquía, causando fastidio entre los estados que quieren gobernar el mundo.

Aparte del mundo del dinero, pero estrechamente vinculados, mis artículos tienen como tema el imperialismo, o sea el antagonismo entre los estados, y la transformación de los países socialistas en el patio trasero de la UE.

Finalmente, no puedo dejar al lado los medios de comunicación, mayoritariamente portavoces furibundos del poder y del negocio, presentados como valores superiores a seguir sin vacilar. Ellos dibujan los enemigos quienes ponen en riesgo a esos valores: la democracia, el mercado libre, la libertad de expresión, etc. De esa manera los periodistas y “expertos” varios son los ideólogos y propagandistas de todas las guerras actuales y de las a venir.

Unos de mis artículos tratan de Nietzsche, y otros de la historiografía – la manera de mirar y torcer la historia para adaptarla a la política actual y definir los enemigos a combatir.

¡Y si puedes leer en inglés – hay unas descripciones con fotos incluidas – del Este Bravo!

Por favor dirigid vuestras preguntas, observaciones y criticas a:

Introduciéndome

 

Artículos en castellano

Publicaciones en otras lenguas: XXXXX XXXXxxxxalemán

XXXXX XXXXxxxxinglés

XXXXX XXXXxxxxhúngaro

Reportajes de Europa del Este (en inglés)

Η εμπορικη πολιτικη της Αυστριας και οι Eλληνες

 
   
Que te vaya bien!

 

 

Quizás estas paginas también te interesan:

www.lahaine.org

www.rebelion.org/