EE UU, la UE y el Maidan

Entrevista con Oleksandr Yakimenko, el destituido jefe de los Servicios Secretos de Ucrania (SBU)

 

Komsomolskaya Pravda – KP: … según sus informaciones, ¿el movimiento del Maidan surgió de forma espontánea, o había preparaciones a fondo para eso?

O. Y.: Por un lado surgió de manera espontánea, por otro lado era una acción bien preparada hace más que un año. Según nuestras informaciones Europa y EE. UU. preparaban estas protestas para el año 2015. Llegaron a la conclusión que no quieren un presidente Yanukovich. A la vez Occidente quería que Ucrania recibiera dinero de Rusia para el desarrollo de su economía. Se habían firmado contratos con Rusia y China para inversiones en Ucrania. Se trató de muchos miles de millones de dólares. Respecto a eso Ucrania se puso de acuerdo con la UE. Pero, sin embargo, querían mediante el Maidan (es decir, con protestas de la calle) cambiar el presidente y sustituirlo por otro al agrado de Occidente y quién hubiera integrado Ucrania en Europa con el dinero de Rusia. Pero la situación cambiaba. Y Europa y EE. UU. tenían que improvisar a primera vista.

Quero destacar que el presidente y el gobierno siempre cumplieron con sus compromisos hacía Europa, el Maidan y los líderes de la oposición. No sólo ellos, sino también las fuerzas de la seguridad. No rompieron ningún acuerdo con el Maidan, o mejor dicho con los líderes de la oposición. Pero se vieron decepcionados una vez tras otra.  Mientras el presidente buscaba un acuerdo, los líderes de la oposición eran incapaces de ponerse de acuerdo entre ellos, menos todavía con el Maidan. Y así se incumplieron las condiciones del acuerdo.

KP: En la plaza había un montón de gente. La espina de este gentío era muy bien estructurado. ¿Eso cómo era posible ?

O. Y.: Había los tal llamados Vishkoli (palabra ucrania y bielorrusa, significa algo como „escuelas afuera”, es decir, a cielo abierto, campos de entrenamiento) quienes se organizaron dos o tres veces al año. Allí iban jóvenes para prepararse a luchar.
Se realizaron en los bosques de Ucrania Occidental, y si eso no era posible por alguna razón, en el extranjero – en Polonia, Lituania y Letonia. Y los grupos así adiestrados eran organizados estrictamente y bien manejables. Tenían comandantes por a diez y por centurias. Estos campamentos se planificaron ya bajo la presidencia de (Víctor) Yushchenko, y para eso Ucrania Occidental recibía recursos notables del presupuesto nacional. Los consejos regionales ya se habían comprometido de usar esos recursos para los campos de entrenamiento, donde iban a adiestrar futuros combatientes bajo el pretexto de deportes marciales. Usaron este dinero con el argumento que esos son nuestros hijos, a ellos prestamos divertimiento, y ellos disfrutan jugando.
Y algunas de estas centurias más tarde aparecieron en el Maidan. Les llevaron allí con el propósito de emplear acciones violentas.

KP: Se aceptaba que habrá muertos. Qué se sabe sobre los primeros fallecidos? La historia del armenio queda poco clara. Y también la del bielorruso. (Los primeros fallecidos eran chavales de origen armenio y bielorruso.)

O. Y.: Los primeros muertos aparecieron en la calle Jrushevskevo. En ese día la situación era muy tensa. Había enfrentamientos entre las unidades de „Berkut” (la Guarda de Asalto ucrania), las unidades del Ministerio del Interior y las fuerzas de la oposición – las de „Svoboda” y las autodefensas. Los „Berkut” atacaron y intentaron al arrinconar los opositores quienes tiraron cócteles Molotov, piedras y otros objetos. Durante uno de estos ataques los „Berkut” se retiraron hasta unos 10 a 15 metros y se desplazaron detrás de las fuerzas policiales. En el lugar donde hasta ahora estaban los militantes de la oposición de repente aparecieron dos cadáveres. De donde provenían ellos – nadie podía esclarecer hasta hoy. De los que mataron a estos dos jóvenes se propagaba la teoría que ellos habían aparecido después de la ataque de los „Berkut”. ¡Pero estos nunca llegaron hasta aquel lugar! Y muy pronto se callaba sobre el asunto.
Nadia reclamaba estos muertos, no había reacción. A eso hay que añadir que la policía, cuando investigaba los cadáveres, se dio cuenta que el impacto de bala provenía de 45 grados de abajo. El lugar donde les mataron hasta hoy sigue siendo una incógnita. Destaca también que el video sobre el armenio fallecido apareció 40 minutos después de su muerte (en Internet). Son grabaciones donde declama (poemas de Taras) Shevchenko, y una foto de el. Todo eso era preparado para su muerte. Pero los „Berkut” y las unidades del Ministerio del Interior hasta entonces solamente disponían de porras y matafuegos, para protegerse de los cócteles Molotov.

(Sigue un breve relato sobre Vitali Klichko, el ya hundido títere de la UE quién intentaba hacerse importante como protagonista de las fuerzas de la oposición y solamente logró refugiarse del Maidan gracias a unos veteranos de la guerra de Afganistán quienes le abrieron paso para huirse.)

KP: Usted se refería a Poroshenko. (Poroshenko es uno de los grandes oligarcas de Ucrania. Posee una fábrica de dulces, por eso a el se refiere como „El Rey de Chocolate”) Evidentemente se convirtió a uno de las más importantes políticos gracias al Maidan. ¿Había oligarcas que no apoyaban al Maidan?

O. Y.: Esencialmente no. Ellos se convirtieron en rehenes de la situación que ellos mismos habían ayudado a generar. Sus fortunas, su contado – lo que ellos habían acumulado al paso de tiempo se encuentra en (cuentas bancarias en) Europa y EE. UU.
Con respecto a Poroshenko: no es el Maidan que le ha hecho político a él, sino los que le dirigen. Son las embajadas de EE.UU. y la UE.

KP: Para decirlo francamente: ¿No es sorprendente la manera y la dimensión en que diplomáticos occidentales peregrinaron al Maidan durante los acontecimientos?

O. Y.: Y todo eso teniendo en cuenta lo que pasaba allí (en el Maidan). Se tomaban edificios por asalto, y la gente se enfrentaba violentamente. Y de repente en el mismo lugar se congregan las cabezas de las embajadas. ¿Eso cómo es conciliable con las usanzas internacionales? Que vienen embajadores y pasean alrededor de los edificios gubernamentales ocupados. Y continuamente había reuniones con representantes de las embajadas de EE UU y Polonia. En relación con eso yo podría detallar. Apenas había uno de las regulares chispas de radicalismo en el Maidan, Europa y EE. UU. ya dentro de media hora empezaron a gritar que ¡el presidente y las fuerzas de seguridad bajo ningunas condiciones debían usar fuerza! ¡Estrictamente condenan cualquier uso de fuerza contra los manifestantes pacíficas! Durante este tiempo era físicamente imposible escribir ni siquiera un comunicado de prensa.
En esencia, el Maidan era financiado inicialmente por diversas fuerzas, de diferentes maneras, como por varias fundaciones no gubernamentales, organizaciones sin fines de lucro, pero también embajadas. Esto se evidencia por el hecho de que en un corto período de tiempo la valija diplomática casi se decuplicó.

KP: ¿Desde EE. UU.?

O. Y.: No solamente la de los EE. UU. También la de Polonia. En diferentes cantidades, pero siempre a través de las embajadas. Desde EE. UU. en avión, desde Polonia en autobús. En el Maidan empezaron al aparecer billetes de dólares recién imprimidos. Y en las casas de cambio en las cercanías del Maidan esos billetes se daban como cambio. Eso ya evidencia algo. Al Maidan traían nuevas tiendas de campaña. Con nuevo y caro equipamiento se aseguraba la permanencia de estas protestas en el Maidan. De repente se compraban chalecos antibalas, porras, escudos, cascos y garetas antigás.

KP: ¿Entonces está comprobado que para todo eso ya se había preparado antes?

O. Y.: El sistema se desarrolló con el tiempo. Originalmente todo era previsto para 2015. En el comienzo de la campaña electoral se hubiera tenido que formar el movimiento de protesta en el Maidan, empezando acciones quienes iban a llevar a enfrentamientos violentos. Hasta allí llegó a planificarse el asunto. Todos los pasos, desde la ocupación de edificios gubernamentales en Kiev hasta la toma de los arsenales, tanto de la policía como los militares, funcionó como era previsto.

En el comienzo la UE y los EE. UU. se reunieron abiertamente con los quienes consideraron los líderes del Maidan, con Klichko, Yatseniuk, Tyajnibok y otros. Pero solamente los EE. UU. se dieron cuenta quién manda de veras, y cómo manda. Y empezaron a colaborar con ellos.

KP: ¿Con quién?

O. Y.: Las personas quienes clandestinamente llevaron a cabo su voluntad e instigaron todas las acciones violentas eran Lutsenko, Gritsenko, Gvozd, Malomuzh y Nalivaychenko, el jefe de la seguridad de UDAR. Además las personas quienes estaban a su disposición. Pero a ellos y EE. UU. no les bastaban las fuerzas quienes habían comprado para llevar a cabo un golpe de estado violento. Por eso negociaron con „Svoboda” que se negó, y con el „Sector Derecho” que tampoco cedió a sus pretensiones. Finalmente, sin embargo, se tropezaron con alguien quien era dispuesto de colaborar con ellos. Eso era dos días antes de los acontecimientos sangrientos que tuvieron lugar en el Maidan. Esta persona era Parubi.

KP: ¿A quién se está refiriendo Usted? ¿Al comandante del Maidan? ¿El hombre que en la percepción pública era algo entre el administrador y el jefe militar del Maidan?

O. Y.: Sí, exactamente este. La estructura del Maidan era así que cada unidad respondía por su territorio. En ese territorio no se aceptaban miembros de otras unidades. Todos respetaron esta regla porque romper con ella podía tener consecuencias muy desagradables, hasta el enfrentamiento físico. Pero para pisar el territorio general del Maidan se necesitaba el permiso de los autodefensas, en concreto de su comandante Parubi. Lo que se introducía respecto a víveres o medicina, también los camiones y personas quienes los traían – todo eso supervisaba él y solamente él. Cuando aparecieron las primeras armas notamos que cada carga recibía su beneplácito. Cualquier persona que intentaba esquivarle fracasó. Una posición clave. Ni „Svoboda” ni el „Sector Derecho” podían subastarse sin su permiso.
Con el negociaron las americanos el 19 de febrero hasta las 11 de la noche. Terminaron con el acuerdo de que iba a utilizar las unidades bajo su comando para actividades adicionales no bien definidas el día siguiente, el 20 de febrero.

KP: ¿En ese día, si me acuerdo bien, los militantes del Maidan sin cualquier pretexto llevaron a cabo una ataque contra los „Berkut”?

O. Y.: Hay un detalle más en eso. Para esta ataque se emplearon centurias recién formadas. No se utilizaron las entidades que ya habían pasado cierto tiempo en el Maidan y compusieron el núcleo de los luchadores experimentados – porque en el Maidan se entrenaban continuamente –, sino se sirvieron de gente recién llegada. Les admitieron en el Maidan y ellos empezaron a organizarse, todo con el permiso de Parubi.
En la mañana empezó el ataque contra las fuerzas de seguridad y los „Berkut”, acompañado de tiroteos. El ataque empezó desde el edificio de la filarmonía. Supuestamente allí estaba el comando de Parubi. Dentro de 30 minutos había 23 heridos entre las fuerzas de seguridad y los „Berkut”. Después de que el ataque había sido repelido los luchadores se vieron tiroteados de francotiradores por la espalda. De eso saben muchos políticos, hasta unos quienes ahora forman parte del gobierno. Nadie, sin embargo, lo quiere admitir.

KP: ¿La UE sabe de esta jugada de EE UU o se llevó a cabo detrás de la espalda de la UE?

O. Y.: Recuerde la conversación telefónica de Victoria Nuland con el embajador de EE. UU. que causó tanta indignación. Allí expresaba claramente su relación con la UE. La UE no quería que la situación se desarrollara de tal manera. Querían negociaciones, aprovechar las oportunidades al máximo, un acuerdo entre presidente y oposición. Querían jugar el papel de negociador entre Ucrania y Rusia y hacer pasar su Tratado de Asociación.

KP: ¿Quiere decir, Europa tenía una visión más evolucionista?

O. Y.: Hasta el último momento decían que estaban dispuesto a replantearse toda su posición con respecto a Rusia y Ucrania. Eso no cuadraba con las intenciones de EE. UU. Si se hubieran sentados en la mesa de negociación, encontrando una solución (¿de que?) y algo ventajoso (?) para Ucrania – eso no hubiera complacido a EE UU, como decía la misma Nuland: las medidas europeas no agradaron a EE. UU. y sería de primera necesidad el uso de la fuerza.
EE UU mostraba su desprecio no solamente hacía Rusia, sin hablar de Ucrania, sino también hacía la UE. Les daban una bofetada, para no expresarlo de una manera más fuerte. Una política europea para Ucrania fracasó.
El Oeste no entendió que los líderes de la oposición – no estoy hablando de Tyajnibok, sino de Yatseniuk y Klichko – que estas personas no representaban al Maidan. Son personas que han llegado al poder o cerca del poder, como Yatseniuk. Pero el poder verdadero está con Parubi. Ahora resulta que el jefe de la SNBO – Consejo para la Seguridad Nacional y Defensa – es una criatura de los EE. UU. Él es un provocador con quien EE. UU. han hecho arreglos, y quien ejecutará sus órdenes.

KP: ¿El jefe del Consejo Nacional de Seguridad – una criatura de EE. UU., el jefe del SBU (Servicio Secreto de Ucrania) Nalivaychenko – una criatura de EE. UU. contra quien se abrió una investigación penal? ¿Qué sucede allí?

O. Y.: Tengo que destacar porqué se pusieron estas personas en estas posiciones. Yo dije que el Maidan no aceptará los pasos de Yatseniuk y su gobierno. Las fuerzas radicales no están interesados en eso. Quieren una repartición total del poder. Quieren un cambio completo del sistema vigente en Ucrania. Además no quieren saber de Polonia, de la UE y de EE. UU. Y exactamente personas como Nalivaychenko y Parubi y su gente ahora tienen la tarea de disolver el Maidan y destruir las fuerzas que tienen capacidades para oponerse a EE. UU. Intentarán de hacerlo con varias maniobras turbias, y con detenciones. En eso ahora también toma parte el Ministerio del Interior aunque ya había sido democratizado parcialmente. (?) Así pues, estas fuerzas tendrán que vaciar el Maidan mediante persuasión, engaño y dinero. Su papel es hacer pasar los representantes de las protestas – quienes todavía  están en el Maidan – al lado de EE. UU.

Artículo traducido (con pequeñas omisiones) de la „Komsomolskaya Pravda”, 19. 3. 2014. Los comentarios en paréntesis provienen de la traductora.

 

Otro artículo relacionado con Ucrania:

Dinero maldito: La moneda ucraniana (2000)

volver a la página de entrada